Galeria de la Semana

Entradas populares

domingo, 1 de octubre de 2017

Como ser de izquierda puede apuntar a una enfermedad mental.

«Las raíces del pensamiento de izquierda y su locura asociada pueden ser claramente identificados desde la infancia, cuando el niño, producto del descuido, el rechazo, la violencia o el abandono, desarrollan una distorsión patológica en sus creencias más intimas y profundas con creencias irracionales, donde el individuo, a falta de una familia o padres comprensivos, justos y bondadosos, busca fuera de sí y su familia una figura de autoridad que restaure la justicia y el orden. al ser consciente de su dolor y abandono, se identifica con las personas en su misma situación, llegando incluso a afectarse por víctimas imaginarias, y se rebela contra villanos imaginarios, reclamando así por un Estado todo poderoso por encima de personas enteramente competentes para vivir sus vidas para que tome el control absoluto, de este modo al llegar a la vida adulta, esta neurosis asociada llega a ser dolorosamente obvia».

«Basándose en creencias y emociones notablemente irracionales, los izquierdistas modernos minan implacablemente los principios más importantes en los que se basan nuestras libertades» dice el Dr. Lyle Rossiter, autor del nuevo libro La Mente de Izquierda: Las Causas Psicológicas de la Locura Política. «Como niños enfadados se revelan contra las responsabilidades de la vida adulta y reclaman un gobierno parental que atienda a sus necesidades de la cuna a la tumba».

Activistas de ambas partes del espectro político han hecho observaciones similares. Rossiter presenta credenciales profesionales y una vida virtualmente limpia de activismo alguno, además de su colaboración con «la gran conspiración de la derecha».

Durante más de 35 años ha diagnosticado y tratado a más de 1.500 pacientes como psiquiatra clínico certificado y ha examinado más de 2.700 casos civiles y criminales como psiquiatra forense. Estudió Medicina y Psiquiatría en la Universidad de Chicago.

Rossiter afirma que el tipo de liberalismo que muestran tanto Barack Obama cono Hillary Clinton sólo puede ser entendido como un desorden psicológico.

«Cualquier científico social que entienda la naturaleza humana no ignorará el papel vital que juega el libre albedrío, la cooperación voluntaria y la integridad moral; pero es lo que hacen los izquierdistas» dice. «Un líder político que entienda la naturaleza humana no ignorará diferencias individuales en talento, impulso, atractivo personal y ética; ni intentará imponer una igualdad económica y social en la población, como hacen los izquierdistas. Un legislador que entienda la naturaleza humana no creará reglas que sobreregulan y asfixian a impuestos a sus ciudadanos, corrompe su carácter y les reduce a rebaño del estado, como hacen los izquierdistas»

Ellos creen ingenuamente como: "Si tan sólo nuestros líderes de izquierda pudieran obtener suficiente poder político, podrían crear una gran sociedad utópica. De hecho, el Estado Paternalista es el padre idealizado de mis sueños, un benefactor omnipotente con poderes mágicos para terminar con el sufrimiento humano. Considero que esta entidad como un bebé adora una madre amorosa, como un adolescente idolatra a una estrella de rock, como creyente adora la deidad. Bajo el estado Paternalista nada temo, porque el Estado deroga todas las privaciones, cumple con todas las necesidades, cura todas las injusticias."

Este es el espíritu del mundo hegeliano. No sólo crea el contexto de la relación humana, es la realidad última del ser humano de relacionarse. En una fusión mística con este Espíritu, voy a experimentar la unidad de los ciudadanos y la sociedad, la conexión de todos con todos, la abolición de la separación, y el fin de la alienación en todo ser humano. Ya no me sentiré solo o abandonado; mi angustia existencial se disolverá en una comunión con el colectivo. Todos y cada uno me pertenecerá. Por fin voy a estar seguro, por fin, voy a estar libre de la necesidad, por fin seré libre de la desconfianza. En mi fusión con el estado grandioso voy a lograr no sólo la seguridad de confianza básica; Me voy a sentir conectado con el alma misma de la humanidad. Por otra parte, en mi campaña colectiva contra el individualismo voy a lograr mi validación, reivindicación y significado. Mis pasiones finalmente se justificaran en una guerra santa para derrotar al Egoísmo. Mi vida tendrá sentido y significado en una campaña contra el mal de nuestra época.

Fuentes: El Pensamiento de Izquierda: Las causas psicológicas de la locura política. Lyle H. ROSSITER, JR., M. D. Pág. 314

No hay comentarios:

Publicar un comentario